Introducir búsqueda

Desinfección

Los microorganismos provocan problemas sanitarios (enfermedades infecciosas, intoxicación alimentaria, alergias...) y perjuicios económicos (alteraciones de alimentos y materias primas, desviaciones en procesos de producción, corrosión de materiales...).



Estas tareas se realizarán en las dependencias cuya sensibilidad es superior a la del resto de zonas, es decir, zonas consideradas como húmedas. Son habitáculos que por sus condiciones de humedad y temperatura representan un foco seguro de proliferación de microorganismos.

En este tipo de instalaciones se realizan tratamientos de nebulización o pulverización de productos desinfectantes.

Por último, se debe realizar una comprobación de la eficacia alcanzada tras la aplicación de las medidas, de manera a confirmar que sea han recuperado las tasas de tolerancia deseadas.